La Gestión de los Recursos Hídricos en Quintana Roo.

E-mail Imprimir PDF

En nuestro país, el limitado acceso al agua es en gran medida debido a la sobre explotación de los acuíferos, y a la contaminación del agua disponible.

Esto se refleja en la necesidad de realizar perforaciones a gran profundidad, así como grandes inversiones para la captación de aguas superficiales y saneamiento de las aguas residuales.

En el caso de la Península de Yucatán y en particular del estado de Quintana Roo, aunque la disponibilidad del agua es cada vez menor, no representa mayor riesgo, por lo que nuestra preocupación estriba en que el agua es un bien que nos permite conservar el medio ambiente y costas, que son nuestro principal producto de venta en el mercado turístico internacional.

Amén de que las características de nuestros suelos, hacen más vulnerable al acuífero a la contaminación de origen antropogénico.

Al conocer un poco sobre el acuífero del Estado, nos damos cuenta que éste es altamente vulnerable a la contaminación debido, a las condiciones geohidrológicas de la zona con una gran densidad de fisuras y conductos de disolución que se encuentran en el subsuelo y permiten la infiltración de todo tipo de aguas con mucha facilidad.

Estudios realizados han demostrado la necesidad de incrementar los esfuerzos en el manejo y tratamiento de los residuos sólidos y líquidos (aguas residuales). De lo contrario, los niveles de contaminación del acuífero demandarían tratamientos adicionales en el agua que se abastece a la población para poder garantizar la salud de la misma.

Aunado a lo anterior, tendríamos la pérdida de divisas turísticas que se observarían por la contaminación de las costas y detrimento de nuestros arrecifes coralinos.

Es así que, se refleja la importancia de prever acciones de saneamiento para proteger y conservar los recursos hídricos en el Estado.

El compromiso en Quintana Roo ha sido el de mantener las condiciones de excelencia y calidad de nuestro ambiente. Partimos del hecho de establecer metas de saneamiento en la calidad de las aguas residuales tratadas, con estándares de acuerdo a la proporción y expectativas de desarrollo de las localidades, tal y como se ha plasmado en el Programa Estatal de Saneamiento.

Al dar cumplimiento a éste, las acciones se encaminan a conservar las condiciones de calidad de los recursos hídricos, lo que nos obliga a utilizar parámetros superiores a los establecidos en el tratamiento de aguas residuales en el país, esperando como resultado ambientes costeros sanos y acuíferos libres de contaminación.

En los últimos años, se ha avanzado en cobertura y experiencia en el tratamiento de las aguas servidas, al garantizar que las plantas de tratamiento cumplan a cabalidad los parámetros establecidos por las normas vigentes para la descarga de agua tratada (NOM-001-SEMARNAT-1996), sin embargo y dada la alta vulnerabilidad del acuífero es importante la promoción de una norma diseñada específicamente para una región hidrológica como lo es la Península de Yucatán , en la cual se establezcan valores de los parámetros de descarga adecuados al sistema kárstico en el que se alojan nuestros recursos hídricos.

Los avance tecnológicos aplicables al tratamiento de aguas residuales, son una herramienta que permite abatir costos por inversión, operación y mantenimiento de infraestructura.

Así pues, el implementar acciones de investigación y actualización, nos permitirá incrementar la cobertura de saneamiento en las zonas rurales.

De esta forma podemos establecer líneas de acción importantes en materia de saneamiento de las aguas residuales en el estado de Quintana Roo, encaminadas al desarrollo de políticas públicas que garanticen el manejo adecuado del agua.

Es importante de igual manera, no perder de vista que para garantizar la sustentabilidad en el manejo de los recursos hídricos, debe establecerse en la agenda prioritaria, el mantener condiciones de equilibrio con el o los acuíferos del que disponga en el territorio, entendiendo por ello, que no se dispongan volúmenes superiores a la recarga natural del acuífero y volumen comprometidos por la propia naturaleza.

Por ello se propone en el diseño e implementación de un Programa Hídrico Estatal, que promueva acciones de gestión del agua bajo esquemas de aprovechamiento basado en el análisis de cada subcuenca que compone el sistema hídrico del Estado.

Una forma de garantizar la adecuada gestión de los recursos hídricos en el Estado, mediante la administración del recurso a partir de la menor región hidrológica y a partir de ahí, proponer las acciones encaminadas al aprovechamiento del agua, basándonos en balances hidrológicos de la subcuenca, población asentada en ella, cantidad de contaminante que se aporta a esta unidad y el establecimiento de una red permanente de monitoreo de calidad del agua que nos permita establecer una semaforización ante una posible sobre explotación o contaminación del recurso hídrico.

Es importante cambiar la visión de conservacionistas a manejadores de los recursos naturales, solo así se garantizará un desarrollo en armonía con nuestro entorno.

Comparte este artículo

 
Página Principal CONTACTO CORREO INSTITUCIONAL MAPA DEL SITIO SIGUENOS EN FACEBOOK TWITTER RSS NOTICIAS YOUTUBE PORTAL DEL GOBIERNO DEL ESTADO